No Soy Una Luz heftetSpansk, 2018

Beskrivelse

Esta historia de La condena la he es¬crito de un solo tir n en la noche del 22 al 23, desde las diez de la noche hasta las seis de la ma ana. Me cost mucho traba jo sacar mis piernas tiesas de tanto estar sentado debajo del escritorio. Ese terri¬ble esfuerzo y la alegr a de ver c mo la historia iba desarroll ndose ante m , c mo iba avanzando sobre las aguas. Va¬rias veces en esta noche mis espaldas car¬garon con mi peso. C mo pueden decirse todas las cosas, c mo para todo, para las m s extra as ocurrencias, hay dispuesto un enorme fuego, en el cual se consumen y renacen. Tras la ventana se hizo el azul. Pas un coche. Dos hombres cruzaron el puente. A las dos consult por ltima vez el reloj. Cuando la criada pas por prime¬ra vez por la antesala, escrib la ltima frase. Apagu la l mpara; luz diurna. Esos d biles dolores de coraz n. Ese cansancio que desapareci mediada la noche. Mi tr mula entrada en la alcoba de las hermanas. Lectura en voz alta. Antes, el estirar¬se ante la criada y decir: "He escrito hasta en la historia s lo vive a trav s de la relaci n con el amigo, esto es, con el elemento com n, y que debido a la ausencia de boda no puede integrarse en los lazos de sangre que enmarcan a padre e hijo, es ahuyentada con facilidad por el padre. Todo lo com n se alza en torno al padre...